La ciencia médica y la psicología siempre se han mostrado interesados en estudiar el fenómeno de la depresión que es un mal que aqueja a unos 300 millones de personas alrededor del mundo. Durante muchos años, se asoció el padecimiento de la depresión con la tristeza profunda o melancolía, sin embargo, la depresión es mucho más que un sentimiento de abatimiento y debe ser considerado con mucha seriedad, pues las consecuencias pueden llegar a ser catastróficas, e incluso mortales.


Agenda una cita hoy para tener un mejor mañana


Depresión síntomas y características

La depresión afecta a las personas independientemente del estado de ánimo provocado por las situaciones enfrentadas en la vida cotidiana. Es absolutamente normal que, como consecuencia de algún evento experimentado, tal como la muerte de un ser amado o la pérdida del empleo, te sumerjas en un estado de desánimo, de tristeza o desesperación profundas. Dichos estados no constituyen un cuadro de depresión en sí. Esta se presenta cuando la sensación de desolación se extiende en el tiempo sin que, quien la sufre, encuentre la manera de salir adelante y superar el obstáculo que la vida le ha presentado.

Algunos de los síntomas más recurrentes que puedes identificar con la depresión son los siguientes.

Junto con los anteriores síntomas, un gran número de personas también experimentan.

Dependiendo de la duración y la frecuencia de los episodios, la depresión se puede clasificar en leve, moderada y grave. Si sufres de incidentes leves, seguramente podrás continuar con tus actividades diarias, mientras que si padeces eventos graves te verás, con seguridad, imposibilitado de realizar tu vida cotidiana, viéndote obligado a suspender el trabajo o los estudios y afectando también las relaciones interpersonales en forma severa.

La duración del estado depresivo es un factor determinante para precisar si se trata de un simple episodio de melancolía o si, en efecto, sufres de una depresión. Pasadas dos semanas ininterrumpidas en las que se encuentren presentes uno o varios de los síntomas descritos anteriormente, se puede sospechar que nos encontramos frente a un cuadro de depresión.

Existe también el trastorno afectivo bipolar, en el que quien lo padece atraviesa por períodos maníacos y depresivos, intercalados por momentos en los que presenta un estado de ánimo normal. La manía se puede identificar cuando la persona se muestra irritable, hiperactiva, con una autoestima excesiva o cuando utiliza un desproporcionado y desordenado número de palabras en una simple conversación.

Este es, tal vez, el padecimiento depresivo más difícil de identificar debido a los momentos normales por los que atraviesa el individuo y, por tanto, el que exige de un mayor nivel de atención para poder intervenir a tiempo.

Depresión como saber si tengo el padecimiento

Las características de la depresión incluyen uno o varios de los siguientes estados de ánimo.

Además, debes saber que existen otros padecimientos muy específicos que ocurren bajo ciertas circunstancias claramente definidas. Dentro de esta categoría se encuentran:

  1. Trastorno afectivo estacional: es un tipo de depresión que ocurre cuando llegan ciertas estaciones, principalmente el otoño o el invierno, pero que desaparece con el advenimiento de la primavera o el verano.
  2. Depresión perinatal: les ocurre exclusivamente a las mujeres en estado de gestación o ligeramente después del alumbramiento. También se conoce como depresión posparto.
  3. Trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo o TDDEA: es un padecimiento que ataca a niños y adolescentes. Quienes presentan esta afección atraviesan episodios frecuentes de intensa irritabilidad y mal temperamento que puede incluso llegar a la expresión de enfados muy violentos.

Preguntas frecuentes:

¿Es igual la depresión en todas las personas?

Las personas sufren la depresión de diferente manera dependiendo del sexo, la edad y la circunstancia de vida. Hombres y mujeres tenemos una biología un tanto distinta, lo cual provoca que las mujeres sufran en mayor número de este padecimiento.

¿La depresión es tratable?

La depresión, al igual que muchos otros padecimientos de su género, cuenta con exitosas formas de tratamiento que pueden incluir psicoterapias, medicamentos o una combinación de ambos.

¿Puedo salir de un estado depresivo por mi propia cuenta?

En definitiva, lo más responsable ante un cuadro de depresión es que acudas a un profesional capaz de hacer un diagnóstico certero y ofrecerte la terapia adecuada para tu caso particular. No obstante, existen algunas acciones que puedes ejecutar y que, con seguridad, contribuirán a mejorar tu condición. Entre ellas están:

1; Mantenerse en actividad y hacer ejercicio.

2; Pasar tiempo con otras personas y, de ser posible, hablar con ellas acerca de la manera en la que te sientes

3; Evitar la automedicación.

4; Seguir el consejo de personas que te conozcan bien para tomar algunas decisiones.

Conclusiones

Estas, entre otras, son formas muy eficaces para superar, conjuntamente con el tratamiento prescrito, el estado de depresión.

Ahora que tienes mayores posibilidades de identificar la depresión y que es, cuentas con mejores herramientas para combatirla en caso de que se te presente a ti mismo, tus familiares o amigos. Jamás olvides que es un trastorno emocional frecuente, por fortuna pasajero en la mayoría de los casos, y que la gran mayoría de las personas hemos experimentado al menos una vez en la vida.

imagen

Contenido extra

3 respuestas

  1. Yo siento mucho estrés bajo autoestima 😞 mi mamá 😭 falleció 😞 siempre me estoy desquitando con mi pareja de todo problema que yo veía en su hogar de mi mamá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *