La depresión y sus causas, a nivel clínico, son cada vez más comunes en la sociedad actual. Has de saber que se trata de una enfermedad muy grave que afecta tanto a nivel físico como mental y que provoca en quien la padece un distanciamiento progresivo de sus círculos sociales, laborales, familiares y académicos. Puede, además, causar cuadros de ansiedad, pérdida de apetito, desorden en los horarios de sueño y falta de interés en diversas actividades que antes se disfrutaban.

La depresión es un trastorno sumamente complejo y existen distintos factores que pueden desencadenar esta patología. En este sentido, entenderla como una enfermedad psicobiosocial es fundamental, puesto que engloba aspectos psicológicos, biológicos y sociales.


Agenda una cita hoy para tener un mejor mañana


¿Cuáles son las causas de la depresión?

Existen diversas circunstancias que pueden determinan un episodio depresivo. Si te preguntas cuales son las cusas de la depresión, recuerda que son múltiples y muy variadas: un evento negativo (como la pérdida de un ser querido), una mala racha en el ámbito laboral, padecer una complicación médica muy grave, estar bajo altos niveles de estrés, haber tenido una ruptura, cambios radicales en el estilo de vida…

Sin embargo, no olvides que existen casos particulares donde la depresión llega de forma espontánea y la persona no es capaz de atribuirla a una causa en concreto.

Causas genéticas

La depresión, al igual que la gran mayoría de enfermedades que afectan al ser humano, tiene un componente genético y uno ambiental.

A pesar de no existir como tal un gen depresivo, neurotransmisores como la serotonina, la dopamina y la norepinefrina están fuertemente vinculadas con esta patología. El hecho de tener menor capacidad para producirlas ocasiona que las personas estén predispuestas a no tomarse de la mejor forma algunas situaciones y a verse afectadas en mayor grado durante distintas situaciones. Estos problemas se pueden heredar, así que tienen una base genética.

Causas ambientales

Como ocurre con muchos otros trastornos psicológicos, los aspectos ambientales tienen mucho peso en el desarrollo de esta enfermedad. Acontecimientos traumáticos vividos durante la infancia son factores de alto impacto que pueden desencadenar un cuadro depresivo. Por lo general, esto sucede cuando las experiencias son múltiples y de diferentes tipos: abuso, violencia familiar, acoso físico o verbal durante la formación académica, etc. 

Más que una sensación de tristeza, has de considerar la depresión como una enfermedad multifactorial. Quien la padece no puede recuperarse de un día para otro, por lo que el tratamiento psicológico resulta fundamental.

Es importante reconocer que, al pasar por un episodio depresivo, necesitamos de apoyo profesional. Este tratamiento deberá ser constante y a largo plazo. Además, en algunos casos la terapia puede ir acompañada de medicamentos o de atención psiquiátrica. Todo con el fin de tener una mejora en la vida del paciente.

Causas sociales

La depresión no solo representa un problema médico, también tiene un marcado carácter social. Está suficientemente comprobada la relación que existe entre la aflicción y el estrés (provocados por la ocurrencia de sucesos negativos en la vida cotidiana) y la aparición de trastornos depresivos. Entre estos factores, las pérdidas ocasionadas por una separación o un fallecimiento son especialmente importantes.

También es de suma relevancia la historia de vida de cada persona, ya que, desde el nacimiento, todos los seres humanos estamos dotados de estímulos sociales (en la mayoría de los casos, de amor, protección y seguridad). Estos provienen principalmente de la madre y de otros familiares cercanos. Conforme comienza nuestro desarrollo biológico y social, aunque vamos adquiriendo una identidad propia, seguimos manteniendo una fuerte dependencia a los vínculos afectivos. En este sentido, recuerda que resulta indispensable contar con distintos puntos de apoyo.

Para los seres humanos, los vínculos afectivos son muy importantes, por lo que cualquier alteración repentina de estos es motivo suficiente para caer en una depresión. La forma en que llamamos a estos eventos son «entradas» y «salidas». Las entradas representan la incorporación de un nuevo vínculo al espacio vital o interpersonal, donde es invadido el entorno de desarrollo. Por otro lado, las salidas hacen referencia a una defunción, una separación, un divorcio, la poca frecuencia de ver a un hijo por independencia, etc.

Causas estacionales de la depresión

Las causas estacionales que desencadenan en una depresión se relacionan con el trastorno afectivo emocional. Este viene motivado por un cambio emocional radical respecto a la época del año. Por lo general, suele aparecer durante el invierno. Este tipo de depresión, que se debe a la disminución de luz solar y a la caída de serotonina, es mucho más habitual de lo que puedas creer. Ocasiona alteraciones en los ciclos de sueño, modifica los horarios de la alimentación y disminuye la actividad física.

Esta depresión como se cura: pese a que no se atribuye con certeza ninguna causa a este tipo de trastorno, los psicólogos están totalmente preparados para brindar un tratamiento óptimo y la posterior mejora.

Dudas comunes sobre la depresión y sus causas

¿Qué hacer para prevenir la depresión?

Lo mejor que puedes hacer para la prevención depresiva es cambiar algunos hábitos cotidianos: 1. Es importante llevar a cabo alguna actividad física. Puede ser una caminata todos los días, realizar ejercicio o cualquier deporte de convivencia social. 2. La nutrición también es fundamental. Has de seguir una dieta balanceada que te ayude a conseguir la energía necesaria. 3. Dormir correctamente y las horas necesarias. Evita las alteraciones en los horarios y tiempos de sueño. 4. Acudir a terapia. No hace falta llegar a padecer una depresión para visitar a un psicólogo. Ir a la consulta regularmente siempre resulta muy positivo.

Depresión: ¿Cómo se cura?

Lo primero que has de hacer es aceptar la situación y, posteriormente, ir al psicólogo para recibir un diagnóstico, acudir a las terapias y llevar a cabo el tratamiento más indicado.

¿Es posible superar un trastorno depresivo?

La depresión y las causas de esta son totalmente curables, es importante que dejemos de satanizar el hecho de recibir ayuda profesional y que comencemos a tener responsabilidad con nuestra salud mental y la de nuestros seres queridos.

imagen

Contenido extra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *