PROMETEO

Qué es el TDAH

¿Qué es el TDAH y cómo afecta a la vida diaria?

En la actualidad, el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es una condición que afecta a muchas personas en todo el mundo. Sin embargo, a pesar de su prevalencia, aún existen dudas y conceptos erróneos comunes. En este blog, nos propusimos desmitificar el trastorno y abordar las preguntas más frecuentes. Además, brindaremos estrategias y herramientas útiles para a aquellos que viven con esta condición a sobrellevarla de manera efectiva.

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, es un trastorno de neuroconductual (interacción entre el sistema nervioso y el comportamiento) que afecta a la capacidad de concentración y control impulsivo en individuos. Aunque a menudo se asocia con niños y adolescentes, también puede durar hasta la edad adulta. Estudios han demostrado que puede tener un impacto significativo en la vida diaria de las personas, incluyendo dificultades en el trabajo y las relaciones personales, así como en la capacidad de realizar tareas cotidianas y alcanzar metas a largo plazo.

TDAH en adultos
Este test aplica para mayores a los 18 años de edad
TDAH en niños
Este test aplica solo aplica entre 4 a 17 años

Los síntomas del TDAH.

Para comprender mejor el TDAH, es esencial conocer su definición y los síntomas que lo caracterizan. Esta condición neuroconductual que se manifiesta en dificultades para mantener la atención una tarea o actividad, hiperactividad la cual se puede observar como la necesidad constante de moverse o estar en movimiento y comportamiento impulsivo la tendencia a actuar sin pensar en las consecuencias.. Existen tres subtipos principales: predominante con falta de atención, predominante hiperactividad/impulsividad y combinado.

Estos síntomas pueden interferir significativamente en la vida cotidiana de las personas con este diagnóstico, afectando su capacidad para realizar tareas simples, como escuchar y seguir instrucciones, completar tareas en el trabajo o en la escuela, y mantener relaciones interpersonales saludables.

Es importante tener en cuenta que es una condición válida y reconocida médicamente. Aunque existen escépticos que cuestionan su existencia, numerosos estudios científicos respaldan la realidad y la afectación que el TDAH tiene en la vida de quienes lo experimentan.

¿Cómo se diagnostica el TDAH en adultos y niños?

El diagnóstico del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) en adultos y niños puede ser un proceso complejo. Es importante que un profesional capacitado, como un médico o un psicólogo, evalúe cuidadosamente los síntomas y la historia clínica del paciente. La evaluación suele incluir una entrevista clínica, una evaluación de la atención y la conducta, y la recopilación de informes de la familia, los amigos y el entorno laboral o escolar del paciente.

Además, existen instrumentos de evaluación estandarizados que pueden ayudar a identificar los síntomas, como cuestionarios, pruebas de atención y pruebas de conducta. Es importante tener en cuenta que, aunque los síntomas pueden parecer similares a los de otros trastornos, el diagnóstico preciso y apropiado es fundamental para recibir un tratamiento adecuado.

El diagnóstico requiere una evaluación exhaustiva y un enfoque multidisciplinario que involucre a profesionales capacitados y herramientas de evaluación estandarizadas. Con un diagnóstico preciso, los pacientes pueden recibir el tratamiento adecuado para ayudarlos a manejar sus síntomas y mejorar su calidad de vida.

Niños con tdah
Adultos con tdah

¿Qué puedes hacer si crees que tienes trastorno por déficit de atención e hiperactividad ?

Si te sientes identificado con los síntomas previamente explicados, es importante buscar ayuda de un profesional de la salud mental. Aquí te damos algunos consejos para comenzar el proceso:

  1. Consulta a un médico general: Ellos pueden evaluar y hacer una recomendación para referirte con un profesional especializado en trastornos del ánimo.
  2. Haz una evaluación formal: Un profesional de la salud mental, como un psicólogo o un psiquiatra, puede realizar una evaluación formal para determinar el diagnóstico.
  3. Explora tus opciones de tratamiento: Hay muchos tratamientos efectivos disponibles incluyendo terapia, medicación y estrategias de afrontamiento.

Tratamientos efectivos para el TDAH.

Hay diversos enfoques terapéuticos efectivos para tratar el TDAH, incluyendo la terapia, la medicación, estrategias de afrontamiento y modificaciones en el estilo de vida.

Modificaciones en el estilo de vida

Adoptar un estilo de vida saludable puede tener un impacto positivo significativo. Mantener una rutina regular de ejercicio, llevar una alimentación balanceada y garantizar un sueño adecuado puede ayudar a reducir los síntomas y mejorar la concentración.

Además, establecer rutinas diarias y utilizar herramientas de organización, como calendarios y listas de tareas, puede mantener el orden y la estructura en la vida diaria. Establecer metas realistas y utilizar técnicas de manejo del tiempo, como la técnica del cronómetro o la segmentación de tareas, también puede promover una mayor productividad y evitar la procrastinación.

Terapias e intervenciones conductuales

Las terapias y las intervenciones conductuales pueden ser herramientas efectivas para aprender a manejar los síntomas. La Terapia Cognitivo-Conductual (TCC) es un buen ejemplo de intervención basada en evidencia que puede ayudar a desarrollar estrategias de afrontamiento y mejorar el funcionamiento en diferentes áreas de la vida.

Es fundamental encontrar profesionales competentes y especializados en este tipo de tratamiento para garantizar un enfoque adecuado y una terapia personalizada. Puedes buscar referencias de médicos, psicólogos o psicoterapeutas con experiencia en el tratamiento del TDAH y verificar su formación y credenciales antes de comenzar cualquier tipo de intervención.

Consideraciones sobre medicamentos

En algunos casos, los medicamentos pueden ser una parte importante del tratamiento. Los medicamentos recetados pueden ayudar a gestionar los síntomas y mejorar la concentración y la atención. Sin embargo, la decisión de comenzar un tratamiento farmacológico debe ser personalizada y tomada en consulta con un profesional de la salud, como un médico psiquiatra.

Es esencial comprender los posibles beneficios y efectos secundarios de los medicamentos, así como seguir las recomendaciones y pautas de dosificación proporcionadas por el médico. Además de los medicamentos, existen otras opciones de tratamiento complementarios, como la terapia psicoterapéutica y el manejo del estrés, que también pueden ser consideradas según las necesidades individuales.

Otras Estrategias y herramientas para el manejo del TDAH

Mientras que el TDAH presenta desafíos únicos, hay numerosas estrategias y herramientas disponibles para ayudar a las personas a lidiar con los síntomas y las dificultades asociadas. Estas recomendaciones son útiles:

  • Usar agendas, calendarios, listas y recordatorios para organizar las tareas y los compromisos.
  • Eliminar las distracciones del entorno de estudio o trabajo, como el ruido, la televisión o el teléfono.
  • Dividir las tareas complejas o largas en pasos más simples y cortos, y establecer metas y recompensas.
  • Buscar apoyo de familiares, amigos, profesores o compañeros que entiendan y respeten las necesidades

¿Cómo el TDAH afecta las relaciones interpersonales y el desempeño en el trabajo?

Afectar profundamente las relaciones interpersonales y el desempeño en el trabajo. La falta de atención, hiperactividad e impulsividad que caracteriza el trastorno pueden hacer que las personas afectadas tengan dificultades para concentrarse en tareas importantes, sean percibidas como desorganizadas o impacientes, y tengan dificultades para mantener relaciones positivas con amigos, parejas y colegas.

Además, puede aumentar el riesgo de ansiedad y depresión, lo que puede afectar aún más la capacidad de una persona para interactuar con los demás y mantener relaciones interpersonales saludables. En el lugar de trabajo, pueden tener dificultades para cumplir con sus responsabilidades y cumplir con los plazos, lo que puede afectar negativamente su desempeño y la percepción de sus colegas y superiores.

Es importante destacar que el TDAH no es una señal de debilidad o falta de inteligencia, sino un trastorno real y debilitante que puede ser tratado y manejado con éxito. Con la ayuda de un profesional capacitado, se puede aprender a desarrollar estrategias de afrontamiento efectivas y mejorar sus relaciones interpersonales y su desempeño en el trabajo. Con el tratamiento adecuado, es posible superar los desafíos y vivir una vida plena.

Mitos y verdades sobre el TDAH.

Uno de los mitos más extendidos es la creencia de que el TDAH es exclusivamente un trastorno infantil que desaparece en la edad adulta. Sin embargo, esto no es cierto puede persistir en la edad adulta y afectar diferentes aspectos de la vida, como el desempeño académico, laboral y las relaciones interpersonales. De hecho, muchos adultos luchan con los síntomas toda su vida, y pueden requerir tratamiento y apoyo para manejar los desafíos relacionados con el trastorno.

Un aspecto destacado es considerar si el TDAH puede ser exagerado o incluso curado. Es importante señalar que es una condición crónica que generalmente perdura en la edad adulta. Aunque los síntomas cambiar pueden y adaptarse con el tiempo, no existe una cura completa. Sin embargo, con el enfoque y los recursos adecuados, es posible gestionar y minimizar los síntomas de manera efectiva para llevar una vida plena y exitosa.

Otro de los mitos más extendidos es que se trata simplemente de una excusa para describir un comportamiento hiperactivo e impulsivo en niños y adultos. Sin embargo, la realidad es que es un trastorno reconocido y validado por la comunidad médica y psicológica.

También hay una creencia errónea de que se puede curar solo con la medicación, sin embargo, la mayoría de los expertos recomiendan un enfoque combinado que incluya terapia, medicación y estrategias de afrontamiento personalizadas para cada persona.

Es importante tener una comprensión clara y precisa sobre el TDAH, para poder brindar apoyo y comprensión a aquellos que lo padecen y para ayudar a disipar los mitos y confusiones alrededor de este trastorno. Al aclarar estos mitos, esperamos ayudar a las personas a tomar medidas para obtener el tratamiento y apoyo que necesitan para vivir de manera plena y satisfactoria.

¿Cómo la sociedad puede apoyar a las personas con TDAH?

Es un trastorno que puede ser difícil de entender y comprender, especialmente para aquellos que no han vivido directamente sus efectos. Sin embargo, como sociedad, podemos hacer una gran diferencia en la vida de las personas que padecen de este trastorno. Aquí hay algunas maneras en las que podemos apoyar:

  1. Comprender: Es importante educarse sobre este trastorno para poder entender mejor cómo puede afectar la vida de una persona. Leer artículos y libros sobre el tema y hablar con expertos puede ayudar a tener una comprensión más profunda del trastorno.
  2. Ofrecer empatía: A menudo luchan con la atención, la hiperactividad y la impulsividad, lo que puede ser abrumador en situaciones sociales y laborales. Es importante ofrecer comprensión y empatía a los que tienen este diagnóstico.
  3. Ser un buen escucha: Las personas con esta condición pueden sentirse incomprendidas y desesperadas en momentos difíciles. Ser un buen escucha y ofrecer un espacio seguro para hablar puede ser de gran ayuda.
  4. Apoyar en la búsqueda de tratamiento: A veces cuando pensamos en apoyar o ayudar a nuestros seres queridos que tienen este trastorno solemos pasar por alto que tal vez la mejor forma de ayudar es orientar a nuestro amigo, hijo o familiar con los profesionales especializados. Recuerda que no tienes que hacerte cargo de todo =)
  5. Promover un entorno inclusivo: Es importante fomentar un entorno inclusivo en el trabajo y en la escuela favorezcas que se sientan valoradas y respetadas.

Al apoyar a las personas con Definid de atención, podemos ayudarles a tener vidas más equilibradas y satisfactorias. Juntos podemos hacer una gran diferencia en la lucha contra los estigmas asociados con el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

Conclusión

En conclusión, el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es una condición que puede afectar negativamente la vida de una persona, tanto en su desempeño laboral como en sus relaciones interpersonales. Aunque es un trastorno muy común, todavía hay muchos mitos y confusiones en torno a él.

El diagnóstico se realiza a través de una evaluación clínica y la utilización de pruebas estandarizadas. Una vez diagnosticado, existen tratamientos efectivos disponibles, incluyendo terapia, medicación y estrategias de afrontamiento.

Si crees que puedes estar sufriendo del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, lo más importante es buscar ayuda de un profesional de la salud mental. La buena noticia es que hay muchos recursos disponibles, y no tienes que enfrentarte a esto solo.

Además, es importante que la sociedad brinde apoyo y comprensión. Al hacerlo, podemos ayudarles a vivir vidas más plenas y a alcanzar su máximo potencial.

Recuerda que si te sientes identificado con este contenido no quiere decir que padezcas esta condición el autodiagnosticarte es parte del problema que tenemos que erradicar. Por esta razón te recomendamos encarecidamente que acudas a un profesional cualificado que pueda brindarte un diagnóstico confiable y posteriormente ayudarte a trazar una ruta de tratamiento.

¿Qué es el TDAH y que lo provoca?

El TDAH, o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, es un trastorno neuropsiquiátrico que afecta la atención, la impulsividad y la actividad motora. Se cree que su origen es multifactorial y aún no se comprende completamente. Investigaciones sugieren que factores genéticos, neurológicos y ambientales pueden contribuir a su desarrollo. Los desequilibrios en la química cerebral, especialmente relacionados con la dopamina y la norepinefrina, también están implicados.

¿Cómo se siente una persona con TDAH?

Las personas con esta condición pueden experimentar una variedad de síntomas y sentimientos. Entre ellos, se encuentran dificultades para concentrarse, distracción frecuente, impulsividad, inquietud y dificultades en la organización y la gestión del tiempo. Esto puede llevar a sentimientos de frustración, baja autoestima y ansiedad debido a las dificultades en la vida diaria. El apoyo adecuado y el tratamiento pueden ayudar a manejar estos síntomas y mejorar la calidad de vida

¿Cómo saber si soy un adulto con TDAH?

El diagnóstico en adultos generalmente requiere evaluación por un profesional de la salud mental, como un psiquiatra o un psicólogo. Los síntomas pueden incluir dificultades en la concentración, la organización y la procrastinación. La evaluación implica una revisión de los antecedentes médicos y la observación de los síntomas actuales. Buscar ayuda profesional es fundamental si se sospecha tener este trastorno, ya que un diagnóstico adecuado puede llevar a un tratamiento efectivo.

¿Cómo saber si es TDAH o ansiedad?

Tanto este trastorno como la ansiedad pueden compartir algunos síntomas, como la dificultad para concentrarse y sentirse inquieto. Sin embargo, son trastornos distintos con características específicas. Este trastorno se caracteriza por problemas persistentes en la atención y la hiperactividad/impulsividad, mientras que la ansiedad se manifiesta como preocupación excesiva, tensión y miedo. Un diagnóstico adecuado requiere una evaluación clínica completa por parte de un profesional de la salud mental para diferenciar entre los dos trastornos y proporcionar el tratamiento adecuado.

¿Cómo saber si soy un niño con TDAH?

Identificar si un niño podría tener este trastorno es un proceso que generalmente requiere la evaluación de un profesional de la salud, como un pediatra o un psicólogo especializado en salud infantil. Los padres y cuidadores pueden estar atentos a ciertos indicadores, como la dificultad para mantener la atención en tareas, ser propenso a cometer errores por descuido, tener problemas para seguir instrucciones, y mostrar comportamientos impulsivos, como interrumpir a otros o hablar excesivamente.

Bibliografía.

  1. American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 5th Edition (DSM-5). American Psychiatric Association. https://doi.org/10.1176/appi.books.9780890425596
  2. National Institute of Mental Health. (2021). Attention Deficit Hyperactivity Disorder (ADHD). https://www.nimh.nih.gov/health/topics/attention-deficit-hyperactivity-disorder-adhd/index.shtml
  3. Centers for Disease Control and Prevention. (2021). Attention Deficit Hyperactivity Disorder (ADHD). https://www.cdc.gov/ncbddd/adhd/index.html
  4. World Health Organization. (2021). Attention Deficit Hyperactivity Disorder (ADHD).
Picture of Emiliano Lagunes R

Emiliano Lagunes R

Psicólogo clínico en Prometeo

Otros artículos