Clínica psicológica Prometeo

Traumas Psicológicos

El trauma no es una consecuencia única de experiencias fuertes, esto quiere decir que los traumas psicológicos se dan cuando las  personas experimentan algún evento intenso que deja marca en su mente. Los traumas se pueden originar de muchas formas, desde desastres naturales, burlas en el colegio, muertes de familiares, etc.

Entonces si cualquier evento es potencialmente traumático ¿Qué son los traumas? Esto es lo que nos proponemos explorar en este artículo, te hablaremos sobre que son los traumas como puedes identificarlos y un par de recomendaciones que podrás poner en práctica para, esperamos que esta información sea útil para ti y sin más que decir empecemos.

¿Qué son los traumas psicológicos?

Trauma es un término utilizado para describir una variedad de experiencias que resultan en daño emocional, psicológico o físico. Para fines de este artículo cuando hablemos de “Trauma” nos estaremos refiriendo a los eventos que tienen consecuencias en lo emocional y psicológico. 

El trauma es un evento agudo y abrumador que deja algún tipo de consecuencia en la mente de las personas y moldea de forma significativa el comportamiento. Pongamos como ejemplo un niño de 7 años de edad que tiene una habilidad lectora por debajo de la media de sus compañeros de grado y al leer en público sus compañeros se burlan de él. Este evento le genera un trauma y moldea su forma de ver el mundo, su comportamiento, para evitar repetir una situación como la que vivió a los 7 es evita leer en público y como evento secundario desarrolla  pánico escénico.   

Traumas psicológicos

Este es un ejemplo muy sencillo de cómo podemos llegar a ver los traumas pero es importante mencionar que no es la única forma en la que se llegan a manifestar.  Las consecuencias de los traumas se pueden manifestar como en sensaciones físicas (ataques de pánico), como náuseas, ansiedad extrema o también puede despertar pensamientos y sentimientos como el miedo, la pena o la ira. Todos hemos pasado por este tipo de cosas en algún momento de nuestras vidas, ya sea en la escuela, en el trabajo o en cualquier otra situación en la que nos ocurrieron cosas dolorosas o traumáticas. Todos hemos experimentado un trauma y sabemos cuán doloroso puede llegar a ser. Entonces si todos lo hemos experimentado ¿por qué algunas personas les afectan más sus traumas que a otros? La respuesta como en todo lo que tiene que ver con la naturaleza humana es: Se debe a múltiples factores, pero para no dejarlos con una respuesta tan corta enumeramos algunas a continuación.

¿Por qué es difícil superar un trauma? 

Las personas suelen tomar muchos caminos para poder lidiar con los traumas más significativos que tienen, pueden ser estrategias beneficiosas como el asistir a terapia o realizar meditaciones, como comidas descontroladas o tomar en exceso. Lo importante es que podamos entender que existen múltiples caminos para lidiar con los traumas. 

La forma en la que superemos nuestros traumas depende en gran medida de 3 factores, la severidad del trauma, nuestras herramientas y nuestras redes de apoyo. 

  1. Severidad del trauma: La severidad o nivel, a pesar de ser totalmente subjetivo y variable entre una persona y otra, es el primer y más importante factor. Ya que en la forma en la que percibimos la intensidad del trauma, ya sea de una forma muy intensa o leve, esto nos afecta e influye como trataremos con este trauma. 
  2. Herramientas internas: Las habilidades, actitudes, aptitudes, creencias religiosas y tabúes que tenemos son otro factor muy importante, pues de esto dependerá si después de un evento traumático buscaremos ayuda o no, o si buscaremos ayuda en los amigos o en la religión. Ningúna de estas herramientas es mejor que otra, lo más recomendable es tratar de solucionar los problemas secundarios al trauma de la mejor manera, y si no puedes ¡busca ayuda!
  3. Redes de apoyo: Siguiendo la idea del punto anterior, las soluciones a nuestros propios problemas no siempre las tenemos que tener nosotros, pedir ayuda es en la mayoría de las ocasiones lo mejor que podemos hacer por nosotros mismos, por eso es tan importante contar con una buena red de apoyo, amigos, familia, un psicólogo o cualquiera que pueda brindarte apoyo.

Con el fin de poner un ejemplo más claro de cómo se entrelazan estos 3 factores podremos un ejemplo:  

Severidad del trauma

Una joven de 24 años de edad fue abusada sexualmente el mes pasado, desde entonces no puede dormir siente mucha ansiedad constantemente, pero en los momentos en los que pasa por algún callejón  que le recuerda a el lugar donde sucedió su abuso se agudiza su ansiedad al grado de tener ataques de pánico.

Herramientas internas

Durante las últimas semanas he tratado de salir a hacer ejercicio para no tener insomnio, tomar té antes de dormir y meditación guiada son otras de las cosas que he intentado hacer para sobrellevar este evento.

Red de apoyo

Una noche harta de no poder conciliar el sueño le cuenta a su hermana mayor lo que le pasó, su hermana la anima a que denuncie pero como la joven no quiere su hermana le lleva con una Psicóloga. Al paso de unos meses de tratamiento y con el apoyo de su familia la joven mejora poco a poco, los ataques de pánico ya no los tiene, ya puede dormir sin muchos problemas y ha decidido denunciar a su agresor. Tal vez le esperan un largo camino hacia la recuperación pero ya no se siente tan sola como en un principio.

Este ejemplo nos muestra de forma más clara cómo es que estos 3 factores son decisivos a la hora de enfrentar y superar los traumas. Existen muchas combinaciones posibles pero recuerda que el pedir apoyo es algo que puedes hacer no importa lo que puedas creer.

¿Cuáles son los síntomas de un trauma psicológico?

Pueden ser muy variados, desde ataques de pánico cómo evitar casas donde viven perros. Lo más importante es que los síntomas son persistentes y molestos.

¿Cuáles son los diferentes tipos de traumas?

Existen mucha variedad de traumas psicológicos están desde los conscientes hasta los inconscientes. Eventos traumáticos inesperados: son aquellos que son totalmente fortuitos, como un temblor, burlas en el colegio o cualquier evento que no es algo esperado en la vida de un individuo. Eventos traumáticos esperados: son aquellos que son normales o esperados durante la vida como la muerte de los seres queridos.

¿Cómo nos afecta el trauma psicológico?

La forma en que afecta a las personas es muy variada pero en lo que más afecta es en la capacidad para adaptarse de forma satisfactoria al medio ambiente.